martes, 17 de abril de 2007

La Asesina Ilustrada

Lo primero que leí de Enrique Vila-Matas fue Historia abreviada de la Literatura Portátil, un homenaje a algunos escritores y artistas de principios del siglo XX: Tristan Tzara, Walter Benjamín, César Vallejo… que se agrupan bajo la denominación de escritores “shandy” en base a unos requisitos, entre ellos funcionar como “máquinas solteras” y tener una obra portátil, que pueda viajar con ellos en un maletín. Sus capítulos son una sucesión de peripecias en distintas ciudades, jugando con los lugares comunes del arte y el acto de crear, y también con las personalidades de los célebres protagonistas.

Aunque su lectura me entretuvo, no me acabó de convencer, la postura que adopta Vila-Matas para narrar la historia, intelectual y poco apasionada, al estilo de Borges, no me pareció la adecuada. La metaliteratura es un terreno delicado, y creo que a veces Vila-Matas roza el límite de la pedantería y/o el snobismo.

Por otra parte, algunas ocurrencias del libro tienen su gracia, y me ha servido para interesarme por alguno de los escritores protagonistas, con lo que algo he ganado. Además, me encanta la foto de la portada, que aprovecho para colgar por aquí.

Así que decidí insistir con este escritor, y tras leer un apasionado comentario que hace Roberto Bolaño en su libro Entre Paréntesis, adquirí La Asesina Ilustrada.

La historia es seductora y se disfruta como un relato policial bien engrasado, la trama nos envuelve en la investigación de unas muertes en las que el arma del crimen parece ser un texto que mata a quien lo lee, llevando la situación hasta el punto de que el lector puede pensar que él podría morir también tras leer La Asesina Ilustrada. Otra vez, y creo que es una constante en Vila-Matas, está muy presente la literatura y las historias dentro de historias.

Pero, aunque me gustó más que Historia abreviada..., de nuevo he sentido que la frialdad de la prosa me distancia de la novela, su elegancia se me antoja “de postal” y afectada, y el uso de la primera persona me chirría, no acabo de creerme a los personajes.

Y me fastidia, porque pese a todo, no puedo decir que no me hayan interesado estos libros, creo que Vila-Matas tiene oficio, y puede llegar a gustarme, así que voy a darle otra oportunidad en el futuro, esta vez con Recuerdos Inventados, una recopilación de sus cuentos, puede que por ahí…


2 comentarios:

V.L.M dijo...

Pruebe con Bartleby y compañía.

Redwine dijo...

Iba a leerme antes sus cuentos, pero me lo pensaré. Presiento que sus novelas más recientes, como Bartleby..., mejorarán respecto a estas dos, que no dejan de ser ejercicios de estilo del primer Vila-Matas.
Gracias por la sugerencia.